Peligra la economía catalana a causa del coronavirus

El turismo de Cataluña se enfrenta a un gran impacto en el sector de aerolíneas, hoteles y agencias de viaje

Comienza la época de mayor contratación de empleos, la semana santa está a la vuelta de la esquina, de marzo a julio son los meses de mayor creación de puestos de trabajo. Sin embargo la sombra del coronavirus ensombrece estos meses de oportunidades.

El número de turistas que llegan a Barcelona ha bajado un 20%. En el sector de turismo, que es un sector muy estacional, el 70% de su facturación se realiza entre junio y octubre, el 15% es en la semana santa y el 15% restantes los fines de semana y festivos.

El sector de la hostelería es de los que se ven más afectados con esta enfermedad, sobre todo, por el turismo extranjero.

De momento en la Costa Brava se han cancelado vuelos y reservas hoteleras. En Barcelona, se han anulado eventos tan importantes para la economía de la ciudad como el Mobile World Congress, el salón Alimentaria y muchas otras convenciones de negocios y congresos de distintos sectores que tienen un impacto importante en la restauración, con gran pérdida de puestos de trabajo.

¿Es seguro comer en bares y restaurantes?

Los empresarios de Restauración comentan que hay una gran psicosis con el coronavirus y que han crecido los pedidos a domicilio. Lo que parece claro es que con los niños en casa sin poder salir a bares y restaurantes lo normal es que crezcan los pedidos de comida a domicilio.

Aunque, los restauradores afirman la necesidad de tomar medidas preventivas y de contención ante un escenario que muta a gran velocidad y cuyas consecuencias siguen siendo impredecibles. Una de las medidas a tomar es la higiene de sus comercios, tanto técnicas de cocinado de alimentos, instalando geles desinfectantes para clientes y trabajadores y el cajón de cobro automático , en el cual los empleados no tienen que tocar los productos y el dinero a la vez.

El gremio de hoteleros, uno de los más afectados por el bajón, declinó hacer comentarios y remitió las cuestiones a la Generalitat.

Lo que recomiendan todas las autoridades es que hay que mantener la calma tanto a la ciudadanía como a los profesionales de hostelería y restauración.

Ir arriba